Si has seguido nuestra Guía PlayUZU de Tragaperras, ya sabes todo lo que necesitas tener controlado para jugar una divertida sesión de slots de forma efectiva y responsable. Sin embargo, sabemos que puede ser mucha información, y que a veces uno se despista, o dice “bueno, esto tampoco será tan importante”, ¡o se le olvidan cosas! Y no queremos que eso le ocurra a ninguno de nuestros UZUers. Así que aquí tienes nuestro Plan de Juego para Slots resumido en 5 puntos que debes cumplir siempre, y un listado de errores frecuentes en las tragaperras, para que sepas qué NO hacer nunca, bajo ningún concepto.

Plan de Juego PlayUZU para Slots

  1. Elige tu slot cuidadosamente
  2. Fija los límites
  3. Plantea tu estrategia de apuesta
  4. Aparta las ganancias
  5. La apuesta plana no es tan útil como en otros juegos de azar

1: Elige tu slot cuidadosamente

Lo normal, para un jugador inexperto, es elegir la tragaperras por los temas que te gustan. Los fans de la historia buscan slots de Roma, Grecia, Egipto o la Edad Media; los fans de las series se flipan con Vikings, Game of Thrones o Narcos; los que gustan del terror cuentan con decenas de slots de vampiros, zombies y monstruos… en fin, no seguimos porque hay, literalmente, cientos de temas distintos.

No decimos que no puedas elegir por tema. Pero eso no es lo primero en lo que debes fijarse. Necesitas saber:

  • Cuál es el RTP de la slot, y priorizar el más alto, que es el que más te beneficia. En el capítulo RTP y RNE en las Tragaperras te damos todos los detalles al respecto.
  • Cuáles son los niveles de apuesta, para evitar una slot con apuestas demasiado altas (si juegas con poco presupuesto) o demasiado bajas (si eres high-roller y buscas premios gordos).
  • Cuántas líneas de pago tiene, y si pueden modificarse y reducirse (en caso de que quieras ir a por retornos superiores con una única línea de pago).
  • Qué características especiales tiene y cómo de fácil o difícil es activarlas: rondas de tiradas gratis, minijuegos, multiplicadores y otras funciones pueden suponer la diferencia entre perder y ganar un dineral. Tienes todos los detalles en el capítulo Elementos y Funciones de una Slot.

Lo bueno de que haya tantas slots distintas sobre las mismas temáticas (o la mayoría de ellas) es que podrás elegir las mejores sin salirte de tus dinosaurios, tus piratas, tus aventureros o hasta tus looks clásicos de tragaperras de bar, si eso es lo que te gusta.

Además, conforme ganes experiencia y pases por varias tragaperras distintas, aprenderás a reconocer las que tienen más potencial, y focalizarte solo en ellas para divertirte al tiempo que mejoras tus opciones.

2: Fija los límites

Algo esencial en cualquier plan de juego de slots, y de cualquier juego de casino, es fijar unos límites claros de los que no vas a salirte. Debes marcar unos topes sobre:

  • Tu presupuesto mensual y el de cada sesión particular.
  • Tu apuesta mínima y máxima según el presupuesto disponible.
  • El tiempo máximo que vas a estar jugando.

La cuestión del presupuesto es esencial para tu salud mental, tu bienestar económico, y evitar caer en las redes de la adicción a juegos de azar.

¡La cuestión del tiempo es incluso más importante! Y compleja, además.

Porque, como veremos en el punto 5, no existe un tiempo mínimo en las slots: si con diez tiradas consigues entrar de churra en una ronda de bonificaciones y te llevas un buen dinero así, sin venir a cuento, ¡quizá marcharte con buen sabor de boca sea la mejor opción!

En cuanto al tiempo medio de la partida, podríamos decir que lo razonable es dedicarle el tiempo que podrías dedicarle a otra actividad de ocio: entre una y dos horas es más que suficiente para divertirse… si tienes el día libre y quieres jugar más, lo recomendable es que salgas a airearte, comer algo, hacer otra cosa, y volver pasadas unas cuántas horas.

En nuestro capítulo sobre Gestión del Presupuesto en las Slots encontrarás todos los detalles al respecto.

3: Plantea tu estrategia de apuesta

En juegos como el blackjack, tus decisiones influyen en el resultado, y por tanto hay que tener una estrategia de juego. Pero en juegos como la ruleta o las tragaperras, cuyos resultados son 100% azar, la única estrategia posible es la estrategia de apuesta.

Y en tu plan de juego para las slots, esas estrategias debes considerarlas. Si ya has leído nuestro capítulo Cómo Ganar a las Tragaperras, ya conoces estrategias como la apuesta plana, o las que pueden resultarte más rentables, como la martingala inversa o una estrategia centrada en slots con la función gamble.

Elige la que mejor case con tu estilo de juego, ¡pero elige una! Apostar a lo loco no suele resultar.

4: Aparta las ganancias

Apartar las ganancias es una de esas reglas de oro que siempre es de utilidad, en las tragaperras y en cualquier juego de casino. ¿Por qué es tan importante? Porque, si no apartas las ganancias, es muy posible que termines la sesión a 0.

Pongamos un ejemplo:

  • Llegas al casino con 100 € y planeas jugar una o dos horas sin retirar ganancias.
  • A lo largo de la partida consigues ganar un total de 58 €, que se han ido sumando a tus fondos según los ganabas (ahora 2€, a 0,50 €, ahora 12 €, etc.).
  • Al no apartar ganancias, has apostado también ese dinero ganado, y al alargar el tiempo de juego, has acabado perdiéndolo todo.
  • En total, has perdido 158 €: los 100 € que apostabas de inicio, y los 58 € que has “dejado de ganar” al reapostarlos y perderlos.

Ahora imaginemos exactamente la misma situación con un único cambio:

  • Llegas al casino con 100 € y planeas jugar una o dos horas, apartando las ganancias.
  • A lo largo de la partida consigues ganar un total de 58 €.
  • Igual que en el otro ejemplo, la partida te va “mal” y acabas perdiendo todo tu presupuesto.
  • En total, has perdido 42 €: los 100 € que apostabas de inicio y perdiste, menos los 58 € que te ha devuelto la máquina y que acaban en tu bolsillo al terminar el juego.

¿No te parece espectacular la diferencia de resultados para exactamente la misma partida, sólo por el hecho de apartar o no las ganancias?

Casi podríamos decir que la diferencia entre alguien que gana dinero en un casino y alguien que pierde sistemáticamente (y que tiene riesgo de caer en la adicción) es el hecho de apartar las ganancias.

Haciéndolo, los días que te vaya mal, perderás menos dinero. Y los días que te vaya bien, ganarás más.

5: ¡Márchate!

Otra regla de oro para tu plan de juego de slots: tienes que saber detectar cuándo debes marcharte.

Dirás: “oye, ¡ya he limitado el tiempo de juego en el punto 2! ¡¿Por qué debería irme antes?! ¡Déjame jugar tranquilo!”.

¡OJO! Lo que has limitado en el punto 2 es el tiempo máximo de juego. Es decir, es un límite para que no te piques demasiado, ni te vuelen las horas (y el dinero) jugando a las slots sin control. Pero esto no quiere decir que estés obligado a jugar hasta el último segundo marcado.

  • Si la cosa te está yendo realmente mal y te estás enfadando, lo mejor es dejarlo. Hay días en que el saldo vuela y no hay manera de activar los giros gratis, ¡y cuando lo consigues tampoco logras explotarlos a fondo! Mejor no insistir y vivir para luchar otro día.
  • Si la cosa te está yendo realmente bien, lo mejor es dejarlo. ¿Un contrasentido respecto al punto anterior? En absoluto. Ya sabes que, a más tiempo de juego, más se parece el resultado real al resultado estadístico, y como todos los RTP de casino son inferiores al 100%, la estadística te indica que acabarás perdiendo. Entonces, ¿por qué llegar a ello si ya llevas casi una hora jugando, te has divertido, y vas 100 o 200 € por encima de tu saldo inicial? ¡Márchate con una sonrisa antes de perder dinero!
  • Si lo petas al llegar, también te conviene dejarlo. O, como mínimo, cambiar de tragaperras. Ya sabes que a veces ocurre: entras en una slot, y en tus primeros 10, 30, 50 giros consigues activar alguno de los bonus importantes (giros gratis, minijuegos, etc.) y ganas un dineral.

    Esto depende de la facilidad de activación de esas funciones, pero en general no son sencillas y hacen falta 100, 200, 300 o más giros para verlas en acción.

    Si consigues activar esos extras potentes al poco de comenzar, digamos que la estadística ya se ha puesto sobradamente de tu parte, y te ha recompensado con mucho dinero antes de que hayas tenido que apostar también mucho. Seguir adelante, pues, sólo tiene un resultado probable: que durante un buen rato no ganes nada, y vaya menguando ese saldo tan estupendo.

Como ves, son tres situaciones en las que lo más inteligente que puedes hacer es levantarte e irte.

Piénsalo así: nadie que se tire mil horas enganchado a las slots gana dinero con ellas, sólo pierde y se mete en problemas. Los ganadores son los que saben cuándo levantarse e irse, o darle a “cerrar”.

Qué NO hacer en las slots: los errores más frecuentes

Ahora que ya tienes un plan de juego con los 5 puntos clave, vayamos al otro lado del espejo: a los errores frecuentes que NUNCA debes cometer.

  1. Jugar a lo loco
  2. Mezclar juego con alcohol o drogas
  3. Creer en máquinas frías y calientes
  4. Entender mal el RTP
  5. Perseguir las pérdidas

1: Jugar a lo loco

No es que queramos hacer el reverso tenebroso del punto 1 de nuestro plan de juego, pero es que lo de jugar así a la buena de Dios es uno de los errores frecuentes en jugadores novatos.

En serio, no caigas en la tentación. Sabemos que el tema tira, y que si una slot te entra por los ojos, vas a querer jugar a esa. Pero comprobar el RTP, la ventaja que te dan las funciones especiales, que las líneas de pago puedan reducirse o no, son cosas que afectan al resultado del juego, y te conviene como mínimo saber.

2: Mezclar juego con alcohol o drogas

¡Qué bien y qué relajaditos estamos este finde en casa sin nada que hacer! Ideal para entrar en PlayUZU y jugar un rato a las slots con una copita, o…

¡NO! ¡PROHIBIDO! Bueno, a ver, estás en tu casa, no te podemos prohibir nada, ni tampoco te va a pasar nada por tomarte una cerveza. Pero lo cierto es que tanto el alcohol como las drogas son muy muy muy malas compañeras de juego. Y, por desgracia, uno de los errores frecuentes de los jugadores inexpertos es olvidarlo. Porque alcohol y drogas:

  • Te enturbian el pensamiento.
  • Ralentizan y entorpecen tus decisiones.
  • Su efecto desinhibidor te incita a apostar más y de forma más alocada.
  • Pierdes la noción del tiempo.

Así que desde PlayUZU te recomendamos la máxima precaución. ¿Recuerdas lo de “si bebes, no conduzcas”? Pues, ¡si bebes, no juegues!

3: Creer en máquinas frías y calientes

Si tienes algunos años a cuestas, te sonará haber escuchado eso de “esta tragaperras está fría” o “¡está calentita, a punto de dar el premio!”. Son frases que se decían mucho en las tragaperras físicas de casino y, sobre todo, en las tragaperras de bar. Hoy, esta expresión también se usa para las slots con Jackpots.

Lo de “fría” o “caliente” se refiere a lo próximo que se cree el premio gordo. Si la máquina lleva mucho tiempo sin dar premio (o sin que caiga el jackpot) se dice que está caliente, cada vez más, hasta que por fin suelta el premio, se descarga del dinero, y se “enfría”, lo que significa que los premios grandes tardarán en volver a caer.

¿A que suena razonable? Bueno, pues es una auténtica tontería en la que NO debes creer. El motivo: los RNG, o Generadores de Números Aleatorios.

Como ya te explicamos aquí, la misión de este software es generar números 100% aleatorios, de forma ininterrumpida y en segundo plano. Cuando abres el juego, éste conecta con el RNG, y los símbolos que muestra en los rodillos tras girar corresponden a los números que haya generado el RNG justo en ese momento.

¿Qué quiere decir? Pues que la caída del premio gordo, o la activación de la función, es imprevisible. Puede no caer en 500 giros, o caer dos veces en menos de 100. Pero siempre es raro.

Quizá sea esto lo que confunde a los jugadores: como conseguir ese gran premio es estadísticamente muy difícil, parece normal que si llevas muchos giros sin conseguirlo, el lograrlo esté más cerca. Y, de algún modo, así es, aunque no porque la máquina esté caliente: es que, si llevas 500 giros, has tenido 500 oportunidades de que la suerte te favorezca. ¡En algún momento lo hará! El peligro es quedarse en bancarrota antes de llegar.

Por otro lado, si recién acabas de llevarte ese gran premio, es improbable que vuelva a salir enseguida. Pero no porque la máquina esté fría: es que, al ser un resultado raro, si ya es raro que salga, ¡más raro es que salga dos veces casi seguidas!

Pero en el azar nada es imposible. Salvo ganar a base de creerse mitos que al final se convierten en errores frecuentes.

  • Si llevas más rato del permitido o te estás puliendo el presupuesto, ¡no te quedes ahí insistiendo esperando al gran premio porque la slot esté “caliente”!
  • Si un jugador se ha llevado un gran premio en la partida anterior, la máquina no está fría: cuando te pongas tú, el RNG seguirá generando resultados aleatorios igual que si no hubiera caído ese premio. ¡No rechaces esa slot si es la que te gusta y la que mejor te responde siempre!

4: Entender mal el RTP

¡Ay! Éste es uno de los errores más frecuentes en las slots, y aunque lo hemos explicamos varias veces en esta guía, debemos insistir una vez más: ¡el RTP es un indicador estadístico!

Y eso significa que indica un promedio, no el resultado particular que puedes esperar tú.

Si juegas una slot con un RTP del 96%, significa que, de media, esta slot paga 96 € por cada 100 € apostados (es decir, que, de media, todos los jugadores pierden 4 € en cada partida).

Cuando tú vayas a jugar esos 100 €, puede pasar de todo: puedes ganar 1000 €, puedes perderlo todo, puedes perder 60 € en total, o ganar 12 €. Da igual: depende del azar.

El RTP nos sirve para hacernos una idea aproximada de los pagos, y compararla con otras slots: si una tiene un RTP del 92% y otra del 95%, quiere decir que la segunda, de media, devuelve a los jugadores más dinero que la primera. Y por tanto te interesa más. ¡Aunque puedes perderlo todo perfectamente en tu primera partida!

5: Perseguir las pérdidas

El camino más rápido para meterse en problemas de adicción a juegos de azar está aquí, en el error más frecuente de los principiantes, y el más peligroso de todos. ¡Nunca persigas las pérdidas!

Entendemos cómo te sientes: llevas hora y media jugando, apenas te has llevado un par de premios medios para compensar un poco las pérdidas, tus fondos se acaban, ¡y es una lástima que no hayan salido esos giros gratis que te habrían permitido darle la vuelta a la tarde!

Pues sí, es una lástima: vete a casa, olvídate, haz otra cosa, y ya volverás otro día. Porque si decides estirar media horita más, o cargar 100 € más en tu saldo, desesperado por ese super premio que te compense todo lo que has perdido y que seguro seguro estará al caer… pues palmarás muchísima pasta.

O sea que grábatelo a fuego en el cerebro: ¡nada de perseguir las pérdidas! Nunca las recuperarás, lo perdido perdido está. Contrólate, márchate, y otro día tendrás mejor suerte.

Ahora que ya conoces los errores más frecuentes, y tienes un plan de juego para no caer en ellos… ahora sí: ya estás listo para apostar en las tragaperras de forma consciente y responsable, ¡y pasártelo de maravilla!

Sara es la experta creadora de contenidos de PlayUZU. Periodista, andaluza, curiosa y transparente... ¡Tal y como le gusta a UZU!

Compartir este artículo