Juega con responsabilidad. Puedes comprobar las pautas de comportamiento en nuestra página.




Consejos para familiares y amigos

Si estás preocupado por alguien que conoces, aquí te explicamos cómo detectar que pueden necesitar ayuda con el juego, y qué puedes hacer tú para ayudar.



Comprender los efectos del juego

La mayoría de personas juega con moderación, y no necesitan ninguna asistencia externa para mantenerlo en los límites de la simple diversión. Algunos necesitan que les echen una mano con Herramientas de Juego Seguro, y con esto basta. Pero, para algunas personas, es muy difícil controlar el tiempo o el dinero que invierten en apuestas. El problema de la ludopatía puede afectar al bienestar financiero, mental y profesional de esas personas, además de dañar a aquellos que lo rodean.

Para más detalles, lee nuestra entrada mitos y verdades sobre la ludopatía.


¿Qué hay que buscar?

Aunque un problema de adicción a juegos de azar puede ser difícil de detectar, hay algunas señales a las que debemos estar atentos:

Tiempo invertido en el juego – Ausencias inexplicadas en el trabajo o en casa, o un uso excesivo del ordenador o el móvil.

Problemas de dinero – Gasto excesivo, préstamos, o incluso robos para poder seguir jugando.

Cambios de humor – Cambios bruscos y súbitos de humor, o incluso un cambio en la personalidad a largo plazo.

Cambios en el comportamiento – Negligencia en el trabajo, despistes en las actividades normales, o aislamiento de amigos y familiares.

Deshonestidad – Esconder conductas de juego, o el impacto y volumen de las pérdidas.



¿Cómo puedes ayudar?

Aprendiendo más sobre el juego seguro y responsable, las señales de alerta, y cómo conseguir ayuda, ya estás en la senda correcta.



Busca ayuda para ti también

Vivir con jugadores problemáticos puede ser una experiencia muy difícil para aquellos más cercanos a ellos. Hablar con alguien de una organización de apoyo o discutirlo con otras personas en la misma situación puede aliviar la carga. Te muestra que no estás solo/a. Que hay esperanza de una solución. Si necesitas hablar con alguien, comunícate con una de las organizaciones en nuestra sección Obtener Ayuda.