Aunque hay distintos tipos de barajas de cartas, la verdad es que en el mundo hay sobre todo dos modalidades que se reparten las preferencias del planeta. 

Por un lado, tenemos la baraja española de la que ya te hemos hablado. 

Por otro, y posiblemente más extendida aún, tenemos los juegos de baraja francesa. 

¡Descubre su origen y los juegos más conocidos con la baraja francesa! 

¿Cuándo aparecieron por primera vez los juegos de cartas de baraja francesa?

Nadie está seguro de cómo y dónde surgieron los juegos de cartas. Del momento sí: parece que aparecieron hacia el final de la Edad Media, entre los siglos XIV y XV. Es una posible invención otomana, que creó el concepto de los cuatro palos. Y pronto se difundió por toda Europa, como vimos con la temprana baraja española

En cuanto a las cartas de los juegos de baraja francesa, las influencias son más discutidas. Parece que serían una evolución o adaptación de la baraja alemana, que cuenta con estos 4 palos:  

  • Cascabeles 
  • Hojas 
  • Corazones 
  • Bellotas 

Hacia 1480, los franceses adaptaron esta baraja modificando algunos de los símbolos y creando las primeras cartas francesas propiamente dichas. 

  • Los cascabeles, símbolo de las mascotas de caza de la nobleza, se transformarían en diamantes
  • Los corazones, que según la tradición representan a la Iglesia, se mantendrían tal cual. Es seguramente el palo de la baraja francesa más emblemático. ¡Quizá por la reina de corazones de Alicia en el País de las Maravillas! 
  • Las hojas, de forma lanceada, mantendrían su dibujo para convertirse en picas
  • Las bellotas, que representarían lo rural, y las clases populares, se transformarían en tréboles

Así se generó esa iconografía de 4 palos que tan bien conocemos por los juegos de baraja francesa. 

Los juegos de baraja francesa y el nombre de las figuras

Algo muy particular de los juegos de cartas de baraja francesa es que las figuras no llevan las letras J, Q, K que tanto usamos hoy. 

Oficialmente, las figuras en los naipes franceses se llaman Valet (V), Dame (D) y Roi (R), es decir, paje, reina y rey. Y no solo eso: a lo largo de la historia, ¡cada una de esas cartas tiene un nombre propio! Sí, como homenaje a grandes personajes de la historia. Por ejemplo: 

  • El rey de corazones a menudo ha sido llamado Carlomagno, mientras que el rey de diamantes sería Julio César. 
  • La dama de picas suele llevar el nombre de la diosa Palas Atenea, mientras que las de corazones y diamantes son personajes bíblicos: Judit y Raquel respectivamente. 
  • La sota de tréboles suele llamarse Lanzarote, mientras que la de corazones es Lahire (el guerrero de la Guerra de los Cien Años que acompañó a Juana de Arco en su lucha), y el de diamantes, Héctor, el héroe mítico de Troya. 

Y ahora dirás: ¡un momento! Pero entonces, ¿por qué cuando juego al póker no veo esas letras en las figuras? 

Pues muy sencillo: porque actualmente, y debido a la aún hegemonía del inglés en el mundo, los juegos de baraja francesa se juegan casi siempre con la baraja inglesa, que es idéntica a las cartas francesas salvo en la nomenclatura de las figuras. Por tanto, se la denomina de forma genérica “baraja francesa”.

¡Veamos a qué podemos jugar con ella! 

Los mejores juegos de baraja francesa

Posiblemente el más veterano de los juegos de cartas con baraja francesa sea el bridge. Empezaría a gestarse en el siglo XVI, y era un entretenimiento extraordinariamente popular entre las clases nobles británicas del XVIII, sobre todo entre las mujeres. 

El póquer o póker, por otro lado, es uno de esos juegos de baraja francesa cuyo origen nadie sabe trazar realmente. Puede que el nombre provenga de una voz francesa, poque, o que se inspirara en otros juegos otomanos o italianos…  

La referencia más “cierta” que tenemos es que a principios del XIX se jugaba en Nueva Orleans un juego con naipes franceses basado en apostar a quién tenía la mano más alta, lo que sería el verdadero precedente del póquer que jugamos hoy. 

En el mundo hispanohablante, el más popular de los juegos de baraja francesa es la canasta, inventada en Uruguay en 1939 y muy popular como juego de mesa en España. 

Además, claro, existen muchos otros juegos de baraja francesa con nombres como Chemin de Fer o el Rummy

Pero aquí en UZU, en cuanto a juegos de baraja francesa, tenemos un claro favorito: el blackjack. Que, como te explicamos en el post sobre la baraja española, es un invento español del siglo XVI. Pero que, actualmente, se juega con baraja francesa. O inglesa, en realidad. ¡Ay, qué lío! 

Lo mejor para desliarse es dejarse de teoría y de historia y divertirse sin más con el blackjack online aquí en PlayUZU. ¡Que disfrutes del más emocionante de los juegos de baraja francesa! 

Sara es la experta creadora de contenidos de PlayUZU. Periodista, andaluza, curiosa y transparente... ¡Tal y como le gusta a UZU!

Compartir este artículo