Descubre las claves del Punto y Banca

Puede que nunca hayas oído hablar de este juego, porque en España no existe tradición y pocos casinos lo ofrecen. Pero el Baccarat es un juego de casino muy apreciado tanto en Estados Unidos como en el resto de Europa, así como en Asia.

Para hacerte una idea: en 2012, el baccarat supuso más del 18% de los ingresos de los casinos de Nevada, y para 2014 ya suponían más del 45%. Y los casinos de Macao obtiene más del 90% de sus ingresos gracias al baccarat, siendo el lugar del mundo donde más se juega este divertido juego de cartas.

Como decimos, en España este juego (también llamado punto y banca) no tiene tradición ni apenas seguidores, por eso se ofrece en pocos casinos. Y, con la nueva regulación de casinos online, es necesario obtener una licencia particular para ofrecer baccarat, funciona aparte de otros juegos como la ruleta, las slots, o el blackjack, al que se asemeja en parte.

Por este motivo, en nuestro casino en línea PlayUZU el baccarat no está por ahora disponible, si bien no descartamos que lo esté en el futuro. Pero eso no quita que debas conocer este juego también, porque nunca se sabe, así que… ¡adelante con las claves del baccarat!

Qué es el baccarat de casino

El baccarat es un juego de cartas cuyos inicios son difíciles de rastrear, pero que como mínimo era bien conocido desde el siglo XIX, cuando hacía furor en los salones franceses. Pero era un juego de mesa que vivió muchas variaciones y alternativas.

Personas jugando a las cartas en una mesa

Comenzó como un juego de 3 personas, llamado Baccarat Banque. Unas décadas después hacía fortuna una versión de dos personas llamada Chemin de Fer. Pero hubo que esperar hasta la década de 1940 para que en los casinos de La Havana se inventara la variación definitiva: Punto y banco o punto y banca.

Ésta es la variante más extendida hoy en día en los casinos de medio mundo, y por eso se la llama simplemente Baccarat en el casino, aunque mucha gente sigue conociendo el juego como punto y banca.

Cómo se juega al baccarat en el casino

El juego de punto y banca es sencillo, muy sencillo. Quizá sea uno de los juegos de casino más sencillos, ya que no requiere el uso de estrategias avanzadas, y la ventaja del casino es escasa, como veremos.

Mesa con crupier jugando al bacará

La cosa va así: sobre la mesa, el crupier saca dos pares de cartas y las coloca en sus respectivas áreas. Una es la mano del jugador (a la que llamamos punto) y la otra es la mano de la banca (a la que llamamos banca). De ahí el nombre punto y banca.

El jugador debe apostar a una de las dos manos, o a un empate. Y ya está: no tiene que hacer nada más, de todo se encarga el crupier.

¿Cómo se conoce el ganador? Pues levantando las cartas y contando su valor.

Pero ojo si estás acostumbrado al blackjack, porque en punto y banca la cosa cambia. En el baccarat de casino, los valores son estos:

  • El as vale 1 punto.
  • Las cartas entre el 2 y el 9 valen su valor.
  • El 10 y las figuras J, Q y K valen 0.

IMPORTANTE: En el baccarat de casino, las manos tienen que sumar obligatoriamente entre 0 y 9. Si tus cartas suman un valor de 10 o superior, se le restan 10 puntos. Por ejemplo, si se obtienen dos 8, el total son 16 puntos – 10 = 6 puntos.

Entendido esto, el proceso es como sigue: el crupier comprueba primero la mano del punto, o jugador:

  • Si el jugador suma entre 6 y 9, se planta siempre.
  • Si tiene 8 o 9, se dice que tiene un natural, y gana, a menos que le empate la banca. (Este “natural” sería el equivalente al “blackjack” en el blackjack).
  • Si suma 5 o menos, recibe una única nueva carta.

Hecho esto, el crupier comprueba la mano de la banca, o banca, y esto ya es más complicado, porque depende no sólo de su mano sino también de la del punto. Grosso modo:

  • Si tiene 7, 8 o 9, se planta.
  • Si tiene 0, 1 o 2, recibe carta.
  • Si tiene entre 3 y 6, depende de las cartas del punto.

No hace falta entrar en detalles, porque a ti, como jugador, no te afecta, es un cálculo que tiene que hacer el crupier, ¡tú sólo apuestas a punto o a banca! O a empate, aunque tus probabilidades son peores.

Esto se ve en el margen de la casa del baccarat de casino:

  • Apostando a la mano del jugador, o punto, la ventaja del casino es de 1,24%, lo que da un RTP del 98,76%.
  • Apostar a la mano de la banca, o banca, supone incluso peor ventaja para el casino, apenas un 1,06%, lo que significa un RTP del 98,94%.
  • Apostar por un empate es más complicado: la ventaja del casino es del 14,36%, lo que te deja con un RTP del 85,64%.

Para compensar esta diferencia de riesgos (es más difícil acertar un empate que la victoria de una u otra mano), los pagos en el baccarat de casino son 1 a 1 para las victorias, y 9 a 1 para los empates.

¿A que es sencillo? Y es un juego muy divertido que, como hemos explicado al principio, vuelve locos a muchísimos jugadores occidentales y a todavía muchos más jugadores asiáticos. ¿Por qué será que el punto y banca no acaba de arraigar en España?

Quizá, un día de estos, tendremos que ofrecer baccarat en nuestro casino PlayUZU, e intentar crear escuela… mientras tanto, tienes material para divertirte con nuestras slots, ruletas, u otros juegos de cartas más arraigados como el blackjack online.

Sara es la experta creadora de contenidos de PlayUZU. Periodista, andaluza, curiosa y transparente... ¡Tal y como le gusta a UZU!

Compartir este artículo