¡Hola! ¡Bienvenido a nuestra guía de BlackJack!

Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber para dominar el Blackjack, uno de los juegos de cartas más divertidos y conocidos del mundo.

Y lo primero es conocer este viejo juego europeo que ha traspasado los siglos, adaptándose y transformándose, para convertirse en uno de los must de casinos físicos y online como PlayUZU.

¡Descubre qué es el Blackjack y cuál es su historia!

¿Por qué es el blackjack el juego favorito de tantos?

La belleza de los juegos populares, como el blackjack, radica en su sencillez. Un buen juego ha de ser sencillo para poder llegar a todo el mundo, y de la misma forma que ocurrió con la ruleta, el blackjack se expandió por el globo gracias a una mecánica más clara que el agua.

¿Qué es el blackjack? 

El blackjack es un juego de casino basado en algo tan simple como recibir cartas que sumen un valor de 21 puntos, o lo más cerca posible de esos 21, sin pasarse. Comparas tu mano con la del crupier, y quien se acerque más a 21, gana.

Y ya está. Eso es lo que es el blackjack. Por eso, cuando se inventó, a este juego se le conocía como las Veintiuna.

Historia del Blackjack, el juego que enamoró a Cervantes

Miguel de Cervantes es, probablemente, el mejor escritor que ha dado hasta hoy la lengua española. El rey del Siglo de Oro. Y también un feliz jugador. O eso se desprende de una de sus novelas, Rinconete y Cortadillo, escrita en el año 1601.

Estos dos personajes de picaresca son dos ganapanes que sobreviven en Sevilla jugando a un juego de cartas, al que Cervantes llama veintiuna. Explica el autor que el objetivo es sumar veintiún puntos con el valor de las cartas recibidas, y el as puede valer uno u once puntos según convenga.

Como verás en nuestro capítulo Como Jugar al Blackjack, esta regla se mantiene hoy día

Podemos asumir, pues, que los españoles llevaban jugando este juego desde al menos finales del siglo XVI. ¡Ya ves que la historia del blackjack viene de lejos!

Uno de los primeros países a donde llegó la fiebre de la veintuna fue a Francia, donde pasó a llamarse vingt et un. Y fueron colonos franceses los que lo llevaron al otro lado del Atlántico, cuando se instalaron en Nueva Orleans hacia 1820.

Allá, por entonces, era legal el juego (que ya había ido sufriendo algunas modificaciones en sus normas), y con la fiebre del oro, la veintuna se expandió por todos los salones del oeste americano.

Fue precisamente allí, en el Far West, donde se inventaron una nueva norma que cambiaría la historia del blackjack y le daría al fin ese nombre por el que lo conocemos hoy.

Con ánimo de atraer a más jugadores, y hacer el juego más excitante, en algunos salones y casinos americanos decidieron darle un premio especial a aquellos jugadores que lograran hacer veintiuna con un as y una J negra, es decir, de tréboles o de picas.

A esa J se la llama familiarmente Jack. Y, al ser negra, pues ya lo tienes: ¡has hecho un Black Jack! Cuando inventaron esta norma, el jugador recibía un pago de 10 a 1. Hoy ya no es así, la historia del blackjack está llena de modificaciones, pero hay que reconocer que el nombre suena demasiado bien como para cambiarlo.

El camino a la modernidad: qué es el blackjack hoy

Muchos han buscado la forma de vencer al crupier en la mesa de blackjack. En 1956, Roger Baldwin desarrolló la que sería la primera Estrategia Básica para jugar al blackjack mejorando tus probabilidades.

Pero en la historia del blackjack hay un nombre y una fecha que lo cambiaron todo. El año: 1963. El nombre: Edward E. Thorp. Este jugador de blackjack ideó un sistema de conteo de cartas, que le permitía reducir el margen de la casa y aumentar sus probabilidades de victoria.

Con su equipo, lograron hacerse con muchos millones, y en 1963 publicó un libro llamado Beat the Dealer, en el que explicaba su sistema para contar cartas.

La reacción de los casinos a esto, además de prohibir la entrada a quienes contaran cartas, fue restarle utilidad al conteo con diversos sistemas.

  • El primero: aumentar el número de barajas. Por eso hoy, el blackjack se juega casi siempre con 4, 6 u 8 barajas.
  • El segundo: introducir en los casinos máquinas que barajan todas las cartas de forma automáticas antes de cada mano.

Y luego, en 1996 nació el primer juego de blackjack online, y la posibilidad de contar ahí desapareció para siempre. Los RNG son implacablemente aleatorios.

Hoy, la industria sigue avanzando, trayendo nuevas opciones digitales para disfrutar del blackjack, como en el caso de los juegos de Blackjack en Vivo. ¿Quizá pronto la Realidad Virtual tenga algo que decir al respecto?

Hora de profundizar

Ahora que ya sabes qué es el blackjack y cuál es su historia… ¿qué tal si nos adentramos en las normas y aprendemos a jugarlo?

¡Pasa al siguiente capítulo de nuestra guía de blackjack!

Cómo jugar al Blackjack

Sara es la experta creadora de contenidos de PlayUZU. Periodista, andaluza, curiosa y transparente... ¡Tal y como le gusta a UZU!

Compartir este artículo