Juegue con responsabilidad. Puede comprobar las pautas de comportamiento en nuestra página.

Los juegos de cartas españolas

Cómo divertirse con el mazo tradicional 

A los españoles nos van los juegos de cartas. Mucho. Danos una mesa, una baraja, unos amigos y algo de tiempo libre, y sabremos cómo pasarlo estupendamente. 

Pero no pienses en nada tan sofisticado y “lasvegasístico” como el póker (que también se juega, y mucho). Piensa en la enorme cantidad de juegos de cartas españolas que existen. ¡Y en los años que tienen! 

Veamos muy rápidamente su historia. 

¿Cómo es la baraja española y cuándo surge?

La baraja española es un mazo que, en su versión principal, cuenta con 48 naipes (pueden ser más o menos dependiendo de si tienen ochos, nueves, etc.) divididos en cuatro palos o familias

  • Oros 
  • Copas 
  • Espadas 
  • Bastos 

Las cartas van numeradas del 1 al 9, siendo el 1 el As, y luego hay 3 figuras: la sota, el caballo y el rey. Ahora. Porque antes, en la Edad Media, cuando se inventaron estos naipes y los primeros juegos de cartas españolas, las figuras eran caballerorey y reina

Sí, has oído bien: hay constancia de barajas del siglo XIV, y en el Museo Fournier albergan una baraja casi completa del año 1400. 

Con tan temprana invención, no es de extrañar que esta baraja se haya extendido por medio mundo: actualmente juegan con ella en España, en Latinoamérica y Filipinas, así como en el norte de África y el sur de Francia. Claro que, en el mundo actual, se juega simultáneamente con la baraja francesa. 

Tampoco es de extrañar que existan tantísimos juegos de cartas españolas. ¡Cada pueblo o región que las ha usado ha desarrollado el suyo! 

Juegos de cartas españolas

Tienes claro que lo de “eres un as es una expresión que viene de la baraja española, ya que suele ser la carta más valiosa, la mejor. Pero quizá no sabías que hay otras expresiones derivadas de los distintos juegos de cartas españolas. Por ejemplo… 

  • Lo de “echar o lanzar un órdago” es una expresión que viene del mus, el más conocido de los juegos de cartas españolas, que se ha expandido hasta Hispanoamérica, y cuyo origen más probable sea el País Vasco.  
     
    Nadie está seguro de qué significa el nombre de “mus”, pero “órdago” viene del euskera: hor dago, es decir, “¡Ahí está!” o “¡Ahí lo tienes!”. Que es lo que se dice cuando tu mano es tan buena que te lo juegas todo. 
  • Lo de “cantarle las cuarenta” a alguien viene del guiñote, uno de los juegos de cartas españolas más extendido en Aragón, y tan divertido que se ha extendido por Soria, Navarra, Cataluña y casi toda la mitad norte de la península. 
     
    En este juego, emparentado con otros clásicos como el tute, la brisca o el arrastrado (cada pueblo o región tiene sus versiones de juegos de cartas españolas), tener el caballo o sota (según la variante) y el rey del mismo palo da 20 puntos, y para anunciarlo dices que “cantas 20”. 
     
    Pero, si la pareja la tienes del palo del que va la partida, lo que cantas son “¡las cuarenta!”, y vamos, el rival puede darse por j****o, porque con 40 puntos y figuras del palo que manda tienes muchos números de ganar la partida. 
     
    De ahí que, cuando alguien le “canta las cuarenta” a otra persona, viene a ser que alguien le mete un chorreo verbal que lo deja KO. 

¡Fíjate la influencia que han tenido en nuestra cultura popular los juegos de cartas españolas! Y los que nos hemos dejado por nombrar: la butifarra (catalán), el remigio, el cinquillo, el tresillo, el truco (argentino, uruguayo, venezolano), el envite (canario), el burro, e incluso otros con nombres tan sonoros como el culo sucio o ¡el comemierda

Pero hay uno que te va a sorprender, uno que dirás: ¡no puede ser español, si tiene nombre inglés!  

¿Sabías que el blackjack también es un juego español?

Con ese nombre nadie lo diría, pero es que al blackjack se le conoce también como “las veintiuna”… desde el siglo XVII como mínimo. ¿Sabes quién escribió por primera vez sobre este juego que ahora encuentras en todos los casinos del mundo? ¡Don Miguel de Cervantes Saavedra!  

Sí: el mejor autor de la literatura española describe en su novela Rinconete y Cortadillo cómo funciona el juego que hoy llamamos blackjack. ¡Uno de los juegos de cartas españolas más apreciados del Siglo de Oro! 

Y que, por cierto, puedes jugar aquí en PlayUZU tanto en versiones europeas como americanas. ¡Sólo tienes que registrarte y empezar a divertirte contando 21 como si fueras Cervantes! 

ARTÍCULOS RELACIONADOS