En el artículo de la estrategia básica de ruleta, te introdujimos en lo esencial de esta: las probabilidades, la alta y baja volatilidad, etc.

Si no lo has leído, ¡te recomendamos que lo hagas antes de seguir con ésta!

Recordatorio importante sobre las estrategias de ruleta

Antes de empezar, un recordatorio que nunca está de más repetir para que quede clarísimo: no existe ninguna estrategia infalible.

Pongámoslo en mayúsculas, así:

NO EXISTE NINGUNA ESTRATEGIA DE RULETA INFALIBLE

 Y éste es un terreno amplio y complejo, lleno de trampas, aunque también de oportunidades. 

Porque estrategias hay muchas, y no todas son buenas. Para la ruleta tenemos la Martingala, que es un horror, y el sistema Paroli, que es algo mejor. Luego tenemos la estrategia James Bond de ruleta, la estrategia All-In, o malas ideas como el sistema Fibonacci u otros parecidos.

Quizá no es lo que quieres oír, pero es lo que necesitas oír. Al menos en boca de un casino como PlayUZU, que se precia de responsable. Otros quizá te digan que pruebes esto y aquello, que nunca falla, y si acaso pruébalo en su casino, je.

Olvídalo. Para empezar, es una cuestión de sentido común: si existiera tal fórmula infalible, los casinos habrían dejado de ofrecer el juego de ruleta. ¿Qué casino va a ofrecer un juego en el que siempre va a perder?

Pero es que el sentido común está respaldado por la matemática: el margen de la casa implica que, en el mejor de los casos, en la ruleta europea el casino se reserva una ventaja del 1,35%. Eso si aplicamos reglas como Le Partage. Si no lo hacemos, el margen es del 2,7%, y en la ruleta americana de un 5,26%.

En la ruleta tienes probabilidades de ganar, pero, a largo plazo, estadísticamente, te va a tocar perder.

Así que esto grábatelo: la mejor estrategia de ruleta de todas es saber retirarse a tiempo. No te pases de ambicioso, porque las buenas rachas no son eternas. Consolida tus pérdidas, o disfruta de tus ganancias reales (no las imaginadas), y ya nos veremos otro día.

Entonces, ¿no sirve de nada una estrategia de esas que dicen que funcionan? Pues sí que sirve. Las mejores estrategias de ruleta te ayudan a:

  • Jugar de forma sistemática y controlada.
  • Aumentar tus probabilidades de victoria.
  • Controlar y minimizar las pérdidas si lo tuyo es jugar durante horas.
  • Acertar con las mejores apuestas si lo tuyo es arriesgar mucho y quieres premios grandes.

Pero antes, ¡te conviene conocer las estrategias que no te llevarán a buen puerto!

5 estrategias de ruleta que NO funcionan bien

Las estrategias de ruleta que explicamos aquí gozan de mucha popularidad. Parecen sensatas, y si las pruebas, al principio parece que funcionan bien. Sin embargo, no son formas adecuadas de encarar el juego, ya que te pueden llevar a la bancarrota antes de que te des cuentas.

Veámoslas con detalle.

  1. La Martingala
  2. La estrategia Fibonacci
  3. La estrategia d’Alembert
  4. La estrategia Labouchere
  5. La estrategia James Bond

1: La Martingala

Ésta es la nº1 de las malas estrategias. No porque sea la peor, sino por su elevadísima popularidad. ¿A qué se debe esa popularidad?

Pues a que es una estrategia, primero, muy sencilla de entender, y segundo, que parece muy razonable. La estrategia de la Martingala consiste en:

  1. Hacer una apuesta inicial en una de las tres apuestas exteriores de probabilidad equilibrada: rojo/negro, par/impar, o alto/bajo.
  2. Si consigues una apuesta ganadora, vuelves a apostar esa apuesta inicial.
  3. Si pierdes la tirada, doblas la siguiente apuesta. Y sigues doblando hasta ganar. En cuanto vuelvas a ganar, vuelves a la apuesta inicial.

¿A que suena bien y seguro? Pues no lo es. Por algo hoy, en lengua española, decir que algo es “una Martingala” significa que es un timo, o un asunto que pinta bien pero te dará más problemas que otra cosa.

El problema de la Martingala es que funciona por ciclos, ciclos de victoria, y ciclos negativos, que son los que se te pueden llevar por delante como no te andes con ojo. Veamos algunos ejemplos con jugadores imaginarios:

  • Jimmy McNulty apuesta 1 € a rojo y gana. Se lleva 2 €, y a la siguiente vuelve a apostar 1 €. Ganancia neta: 1 €.
  • El Jugador 2 apuesta 1 € a negro y pierde. En la siguiente tirada apuesta 2 € y pierde de nuevo. Tiene que volver a tirar y ahora apuesta 4 € y GANA. ¡Genial! El premio son 8 €. Ganarlos le ha costado 1 + 2 + 4 = 7 €. Ganancia neta: 1 €.
  • El jugador 3 empieza apostando 1 € a negro y pierde, pero éste además tiene una mala racha y pierde 7 veces seguidas más. Apuesta sucesivamente 2 €, 4 €, 8€, 16 €, 32 €, 64 € y 128 €, es decir, apuesta un total 255 € hasta conseguir apuesta ganadora: la de 128 €, por la que le van a pagar 256 €. Ganancia neta, de nuevo: 1 €.

Da igual las rachas buenas o malas que tengas: al final lo único que te llevas con cada apuesta ganadora es tu apuesta inicial.

Bueno, pero eso tampoco es tan malo, ¿no?”. Depende. ¿Has visto lo poco que ha tardado el jugador 3 en tener que poner 255 € encima de la mesa? Con un solo fallo más, habría tenido que apostar 511 €. Y con 10 fallos seguidos, 1.023 €.

¡Pero eso es rarísimo que pase!”. No. No es lo más habitual, pero eso no significa que no ocurra. Ocurre, y con mucha más frecuencia de la que imaginas.

El jugador tiende a pensar que, tras salir negro durante varias tiradas seguidas, es más probable que en la siguiente la bola caiga en rojo. Pero eso no es así: cada color tiene la mitad de probabilidades de salir cada vez. Sin contar el cero (o el doble cero), claro.

Creednos, las malas rachas ocurren, y con la estrategia de ruleta de la Martingala las malas rachas, los ciclos negativos, te dejarán en bancarrota. Mira los ejemplos dados, y eso era apostando sólo 1 € de inicio. Imagina si sales con 2 € o con 10 €.

Además, tanto en las mesas de ruleta como en la ruleta electrónica de los casinos virtuales como PlayUZU existen límites de apuesta que pueden impedirte doblar la apuesta cuando más lo necesitas para no irte con tremendas pérdidas.

En resumen: las probabilidades de acabar en bancarrota con la estrategia de ruleta de la Martingala son muy altas, y sobrevivir a las malas rachas muy costoso, para una recompensa muy baja.

2: La estrategia Fibonacci

Esta es otra de esas estrategias de ruleta populares, que en realidad tampoco acaba de funcionar, y de hecho es en parte parecido a la Martingala.

Las apuestas también se realizan exclusivamente exteriores y de probabilidad equilibrada.

Pero, como su nombre indica, esta estrategia de ruleta europea toma su patrón de apuestas de la célebre sucesión de Fibonacci. Se trata de una sucesión matemática, en la que cada número es la suma de los dos números anteriores:

1 – 1 – 2 – 3 – 5 – 8 – 13 – 21 – 34 – 55 – 89 – 144 – 233 – 377 – 610, etc.

La estrategia de Fibonacci utiliza esos números para establecer cuánto apuestas cada giro de ruleta. Funciona así:

  1. Haces tu apuesta inicial con el primer número de la serie de Fibonacci, o sea, 1 €.
  2. Si pierdes, apuestas el siguiente número de la sucesión, y sigues escalando si sigues perdiendo.
  3. Si ganas, vuelve dos números hacia atrás.
  4. Completas un ciclo cada vez que regresas al primer 1 de la sucesión.

¿Lioso? Veamos algunos ejemplos:

  • Jimmy McNulty es un tipo con suerte, apuesta 1 € a impares, y gana. Se embolsa 1 € de ganancia, y como no puede retroceder dos números, vuelve a apostar 1 €.
  • El Jugador 2 apuesta a pares, y pierdes cuatro veces seguidas. Así que apuesta 1 €, 1 €, 2 € y 3 €. Entonces gana (6 €), y vuelve dos atrás. Apuesta 1 € (el segundo 1, ojo) y gana de nuevo (2 €), volviendo al primer uno y cerrando el ciclo. En total, ha apostado 7 + 1 = 8 €. Y sus ganancias son de 8 €.
  • El jugador 3 apuesta a rojos, y pierdes 7 veces seguidas. Apuesta 1 €, 1 €, 2 €, 3 €, 5 €, 8 € y 13 €. Lleva apostados un total de 33 € cuando gana y se lleva 26 €. Entonces retrocede dos números en la serie, y apuesta 5 €. Vuelve a ganar (se lleva 10 €), retrocede otros dos y apuesta 2 €. Vuelve a ganar (4 €) y retrocede hasta el primer 1, cerrando el ciclo. En total, ha apostado 40 € y se ha llevado 40 €.

La diferencia con la Martingala es que con la estrategia de ruleta Fibonacci todo es más lento y suave: las ganancias crecen de forma más lenta, pero el importe de las apuestas en las malas rachas también. En resumen, no aporta nada especial a tu juego.

3: La estrategia d’Alembert

La estrategia de ruleta llamada d’Alembert es todavía más conservadora que las anteriores: de nuevo, consiste en apostar a exteriores de probabilidad equilibrada (rojo/negro, par/impar o alto/bajo), pero la progresión de apuesta es mucho más discreta. Así funciona:

  1. Decides el importe de tu apuesta inicial.
  2. Cuando pierdes la tirada, aumentas tu siguiente apuesta en 1 €.
  3. Cuando tienes apuesta ganadora, reduces la siguiente apuesta en 1€.

Veámosla con un ejemplo en acción:

  • Jimmy McNulty cambia de estrategia de ruleta y empieza su d’Alembert con 5 € de apuesta inicial a rojos. Gana y su siguiente apuesta es 4 €. Pierde y apuesta 5 €, y pierde tres veces más, apostando 6 €, 7 € y 8 €. Entonces gana al fin, y apuesta 7 €, y vuelve a ganar y apuesta 6 €. Entonces le llama su jefe porque tiene un caso y debe marcharse justo cuando vuelve a ganar.
  • McNulty ha apostado en total 48 €, y ha ganado 52 €, lo que supone una ganancia neta de 4 € con 4 partidas ganadas y 4 perdidas.

La estrategia de ruleta d’Alembert tiene una particularidad matemática fruto de ese sistema de apuesta: ante un número igual de partidas ganadas que perdidas, el jugador siempre gana dinero. Y ganará una cantidad exactamente igual al número de partidas ganadas/perdidas.

  • Si juegas 10 partidas y ganas 5, ganas 5 €.
  • Si juegas 100 partidas y ganas 50, ganas 50 €.

¿A que suena bien? Sin embargo, la estrategia d’Alembert tiene dos pegas.

PEGA nº 1: En la ruleta tus probabilidades nunca son del 50%. Aunque apuestes a rojo/negro, también existe la casilla verde, la del 0. Lo que significa que en la ruleta europea (la más ventajosa para el jugador) tienes el 48,65% de probabilidades de ganar, no el 50%. Y eso tira por tierra esta estrategia a largo plazo: cuanto más juegues en la mesa de ruleta, más se parecerá el resultado a la probabilidad estadística. Y esa probabilidad indica que perderás más partidas de las que ganarás.

Así que si la usas y al cabo de un rato tienes ganancias netas… ¡da gracias al dios de la suerte y retírate! Porque…

PEGA nº2: Aunque el incremento de apuesta sea pequeño, una mala racha lo eleva de forma sensible, y necesitas una buena racha igual de larga para volver al punto de partida. Si no la consigues, te mantiene bastante tiempo con apuestas costosas, con el consiguiente riesgo de bancarrota.

Por tanto, aunque puede ser de utilidad, esta estrategia de ruleta es inadecuada para el largo plazo.

4: La estrategia Labouchere

He aquí una estrategia de lo más curiosa y, por qué no decirlo, complicada. En realidad, como verás en la parte de las mejores estrategias de ruleta que sí funcionan, hay formas más sencillas de divertirse con la ruleta y llevarse ganancias interesantes.

Pero si eres de los que aman las matemáticas y te gusta ir anotando y calculando metódicamente, puede que te sientas atraído por la estrategia de ruleta Labouchere. Así que vamos a explicarte por qué te puedes pillar los dedos.

Pero antes, el funcionamiento del sistema Labouchere:

  1. Escribes una serie de seis números, los que quieras. Si todo sale bien, tus ganancias serán exactamente la suma de esos seis números.
  2. Pueden ser los que quieras: 1-2-3-4-5-6, o 1-1-1-1-1-1, o 1-2-4-4-2-1, o incluso 6-6-6-6-6-6.
  3. Apostaras a externos de probabilidad equilibrada: rojo/negro, par/impar o alto/bajo.
  4. Tu primera apuesta será la suma de los números de los extremos de tu serie.
  5. Si al caer la bola ganas la tirada, tachas esos dos números y vuelves a 4), o sea a sumar los números de los extremos que hayan quedado.
  6. Si pierdes, escribes al final de la serie la suma de esos extremos. Y vuelves a 4).
  7. El objetivo es tachar todos los números de la lista. Si lo logras, como dijimos, ganarás un importe igual a la suma de los números de la serie original. No hay truco aquí, las matemáticas no son lo que falla en este sistema. Es así.

Como sabemos que la estrategia de ruleta Labouchere puede ser complicada de entender al primer vistazo, os hemos hecho una simulaciónexitosa.

Hasta aquí parece todo estupendo, ¿verdad? ¿Dónde está el fallo, entonces? Pues, de nuevo, en que no tienes un 50% de probabilidad de acertar, sino un poquito menos, lo que significa que cuanto más juegues, más posibilidades hay de que pierdas más partidas de las que ganes.

Una mala racha, con la estrategia de ruleta Labouchere, hace que tu apuesta escale rápidamente, porque los números que sumarás al final de la serie serán cada vez mayores. Y salir de esa mala racha requiere una buena racha equivalente.

El resultado es que entrar en bancarrota es demasiado fácil.

5: La estrategia James Bond

Esta estrategia es famosa entre los jugadores de ruleta porque la describió Ian Fleming en sus novelas del popular espía.

Aparte de con mucha clase, esta estrategia de ruleta funciona así:

  • El objetivo es cubrir dos tercios de la ruleta para tener altas probabilidades de ganar. Lo harás con todo tu presupuesto.
  • El 70% del presupuesto va a números altos (19-36).
  • Otro 25% del presupuesto lo apuestas a fila doble (del 13 al 18).
  • El 5% restante del presupuesto lo apuestas al 0 verde.

La estrategia original se plantea con un presupuesto de 200 €, que queda así:

  • 140 € a números altos.
  • 50 € a la fila doble.
  • 10 € al 0.

Así que tú te pides un Martini con vodka “mezclado, no agitado” y dejas que empiece la partida. Al caer la bola, sólo hay cuatro resultados posibles:

  1. Cae en altos, y ganas 280 €Ganancia neta de 80 €
  2. Cae en la fila doble y ganas 300 €Ganancia neta de 250 €
  3. Cae en el 0 y ganas 360 €Ganancia neta de 350 €
  4. Cae en la primera docena (del 1 al 12) y pierdes 200 €

Los premios no están mal, y dadas las altas probabilidades de que la bola caiga en una de tus casillas, parece un sistema relativamente seguro, ¿verdad? ¡Pues mucho cuidado, porque es una estrategia de ruleta que te puede dejar seco en un momento!

¿Dónde está el truco? En esta secuencia:

  • El valor de la apuesta inicial es muy alto, 200 €.
  • Tienes 24/36 oportunidades de ganar, pero tienes 12/36 oportunidades de perder esos 200 €. Es un riesgo demasiado alto para una cantidad tan alta.
  • Ganarás a menudo, pero lo que más a menudo ganarás será la apuesta de altos, que da un beneficio de solo 80 €.
  • Por tanto, para compensar los 600 € de tres rondas perdidas (algo facilísimo), vas a necesitar muchísima suerte, o muchos altos ganados seguidos.

Puedes probarlo si perder dinero no es un problema acuciante para ti, pero entonces nuestra recomendación es: si pierdes las primeras dos tiradas, déjalo correr. Y si empiezas con buena racha y consigues 400-500 € de ganancias netas, ¡vete corriendo con ellas!

Resumen de las malas estrategias de ruleta

Como ves, estas 5 no es que sean estrategias “timo”. Bueno, la de James Bond un poco sí. Pero el caso es que tienen su sentido e incluso cierta utilidad para sesiones cortas. Sin embargo, no son sistemas convenientes para el jugador. Porque:

  • O te hacen ganar poquísimo para acabar perdiendo a largo plazo.
  • O te llevan a la bancarrota en un suspiro sin demasiadas probabilidades de ganar.

¿Qué tal si vemos algunas estrategias de ruleta algo más consistentes?

¡Veamos alguna que SÍ lo son!

Las 5 mejores estrategias de ruleta

Las estrategias de ruleta que te presentamos aquí siguen sin ser fórmulas mágicas. Puedes perder. Vas a perder. Estadísticamente te va a tocar.

Pero se trata de estrategias que ofrecen el mejor retorno a todo tipo de jugador:

  • Los que quieren jugar un buen rato a la ruleta, como una o dos horas, sin acabar perdiéndolo todo, y a ser posible ganando dinero.
  • Los que vienen a apostar fuerte y buscan los premios más ambiciosos pese al riesgo.
  1. La estrategia All In
  2. La estrategia de apuesta constante
  3. La estrategia de proporción constante
  4. La Martingala Inversa
  5. La estrategia de la Apuesta de Victoria

1: La estrategia All In

Empezamos con una estrategia de ruleta que en realidad no le recomendaríamos a mucha gente. La estrategia del all-in es muy arriesgada, tiene una altísima volatilidad.

Como su nombre sugiere, consiste en apostar todo el dinero una, dos o incluso más veces seguidas.

Está recomendaba para aquellos jugadores que cuenten con buen presupuesto o que, digamos, no les importe perderlo todo rápidamente. Jugadores para los que pesa más la emoción extrema del riesgo, y que aspiren a llevarse un premio gordo.

Funciona así:

  1. Elige tu presupuesto inicial y márcate un objetivo de dinero a ganar.
  2. Calcula qué apuestas debes hacer para alcanzar ese objetivo de la forma más rápida y directa posible. Dos mejor que tres, una mejor que dos.
  3. Apuesta todo tu presupuesto a esas apuestas… ¡y que tengas suerte!

Veamos un ejemplo:

Jimmy McNulty se siente con suerte y ha venido al casino con 50 € de presupuesto, y quiere llevarse más de 5.000 €. Puede hacer lo siguiente:

  • 50 € en una apuesta directa, y gana: 50 x 36 = 1.800 €.
  • Apuesta esos 1.800 € a una columna, y gana: 1.800 € x 3 = 5.400 €.

Claro que también puede jugar de otra manera:

  • 50 € apostando a fila, y gana: 50 x 12 = 600 €.
  • Apuesta esos 600 € a una esquina, y gana: 600 x 9 = 5.400 €.

Claridad ante todo: con la estrategia de ruleta all-in, la mayoría de noches, McNulty se irá a su casa perdiendo todo el presupuesto en su primera tirada. Pero, cuando acierte, en tan solo dos tiradas podrá multiplicar sus ganancias de forma escandalosa.

2: La estrategia de apuesta constante

He aquí una de las estrategias de ruleta más sencillas que existen. Es tan sencilla, que muchos jugadores novatos o eventuales la utilizan sin darse cuenta (otra cosa es que acierten en cómo utilizarla).

La estrategia de apuesta constante consiste en hacer siempre la misma apuesta, siempre con la misma cantidad. Cero complicaciones con esto.

Ahora, de lo que se trata es de decidir

qué tipo de apuesta constante harás (de volatilidad alta, baja o media)

cuánto apostarás cada vez.

Con esto ya ves que las “opciones de configuración de apuesta” son enormes. Imaginemos que llegas con 100 € de presupuesto. Tienes 3 formas de jugar con esta estrategia de ruleta:

Apuesta constante con baja volatilidad

Si realizas apuestas de baja volatilidad, o sea, las exteriores de probabilidad equilibrada, puedes:

  • Apostar 1 € o 2 € cada vez. Esto te permitirá jugar en el casino durante una semana si quieres, aunque no te dará muchas ganancias.
  • Apostar 50 € cada vez. Esto puede acabar con tu presupuesto rápidamente, pero también puede duplicarlo con la misma celeridad.

Un camino intermedio interesante sería jugar 20 €. Es una cantidad con la que puedes pinchar con una mala racha, pero con buenas probabilidades de mantenerte en el juego durante 45-50 giros de la ruleta y acabar con ganancias sustanciales.

Apuesta constante con volatilidad media

Aquí se trata de apostar alguna de las internas menos agresivas, como una esquina (4 números, pago x9) o una doble fila (6 números, pago x6).

  • Apostando entre 1 y 5 € cada vez, tienes entre un 30% y un 40% de probabilidades de ganar dinero al cabo de 100 rondas.
  • De 10 € para arriba, el riesgo de bancarrota se eleva mucho, aunque te puedes ir a premios que superan los 500 €.
  • La cantidad óptima para ese presupuesto es jugar entre 3 y 4 €, ya que ofrece un buen equilibrio entre rondas que podrás jugar, y cuantía de los premios.

Apuesta constante de alta volatilidad

¿Vamos a por una apuesta directa? ¡Vamos! Elige uno de los 37 números para tu apuesta constante:

  • Si apuestas 1 o 2 € a un número, te dará para una larga partida de ruleta, con muy razonables oportunidades de ganar algo de dinero, o incluso de duplicar tu presupuesto de 100 €.
  • Apostando 3 o 4 € tus probabilidades decrecen y tu partida será más corta, pero con suerte puedes incluso superar los 500 € de ganancia neta. Las de 5 € también pueden estar bien pero la probabilidad de bancarrota aumenta de forma sensible.
  • Apuestas a partir de 10 € serían menos recomendables, ya que lo normal es fallar las primeras veinte o treinta tiradas y la bancarrota sería casi inmediata.

¿Qué funciona mejor en la estrategia de ruleta de apuesta constante?

Depende por completo de tu estilo de juego, si eres más conservador o si vas a la caza de un buen premio. Pero a modo de resumen, con un presupuesto de 100 € y buscando un equilibrio:

  • En apuestas de volatilidad baja ve a color, pares/impares o alto/bajo con un 20% de tu presupuesto (20 €).
  • En apuestas de volatilidad media ve a por esquinas o fila doble con entre un 3% y un 5% de tu presupuesto (3, 4 o 5 €).
  • En apuestas de volatilidad alta haz apuesta directa jugando entre el 2% y el 4% (2 a 4 €).

Claro, no siempre funcionará, es cuestión de probabilidades. Pero dado su potencial con algo de suerte, y su extremada sencillez, es una muy buena estrategia básica de ruleta para empezar a jugar.

3: La estrategia de proporción constante

Esta estrategia de ruleta es muy parecida a la de apuesta constante, con una diferencia: en vez de apostar de forma fija una cantidad, apuestas de forma fija un porcentaje de tu presupuesto.

Para hacerlo fácil, digamos que partimos de un presupuesto de 100 €. La cosa iría así:

  • Decides apostar un 20% de tu presupuesto a exteriores de probabilidad equilibrada. Apuestas 20 € a rojos.
  • Si ganas, te llevas 40 €, y tu nuevo presupuesto es de 140 €. Así que ahora el 20% son 28 €.
  • Si pierdes, te quedan 80 €, ése es tu nuevo presupuesto. Así que ahora el 20% son 16 €.
  • Si los porcentajes no dan números redondos, redondéalos a la unidad más cercana, como hacíamos en el cole cuando nos enseñaban los decimales.

¿Ves cuál es la gracia? Este sistema está pensado especialmente para potenciar las ganancias de las rachas ganadoras, y a la vez minimizar las pérdidas de las malas rachas.

¿Qué apuestas son mejores para esta estrategia de ruleta?

En nuestra opinión, para una estrategia de proporción constante, las apuestas a exteriores tienen menos punch que en la estrategia de apuesta constante. Para conseguir ganancias interesantes has de apostar un porcentaje elevado (del 10% para arriba) por tirada, y la escalabilidad de las buenas rachas pueden elevar mucho la media de apuesta.

Más interesante resulta jugar a volatilidades altas con importes pequeños. Un 3-4% del presupuesto es adecuado tanto en apuestas de esquina y fila doble como en apuestas directas. Tiene buenas probabilidades de partida larga (digamos, 100 giros) y de ganar premios cuantiosos.

4: La Martingala Inversa

Ya hemos dicho que la Martingala no es para nada un sistema recomendable. Y para nosotros, lo que la hace aún peor es que es una estrategia de ruleta basada en la angustia. Pierdes, doblas, pierdes, doblas, pierdes, doblas, y te libras de la bancarrota por los pelos para ganar 1 €. Es absurdo.

Solo por eso la Martingala Inversa (también llamada Sistema Paroli) ya nos parece mejor. Funciona, como su nombre indica, a la inversa: en vez de doblar la apuesta cuando pierdes, la doblas cuando ganas. Y esto tiene dos efectos:

– Convierte las buenas rachas en ganancias sustanciales, al tiempo que limita el daño de las malas rachas.

– Se basa en la alegría de ganar, en vez de en la angustia de perder. No es lo mismo perder 200 € cuando previamente has doblado 100 €, 50 € y 25 €, que hacerlo cuando llevas esos mismos importes perdidos.

Como toda estrategia de ruleta, está sometida a los rigores del largo plazo: al final, lo normal es perder. Pero su reducción de apuesta al perder permite jugar partidas largas, y las probabilidades de ganar dinero en una buena racha relativamente corta (3-5 seguidos) compensa rápidamente las pérdidas y te da beneficios netos.

Otro aspecto importante de esta estrategia es el límite que le marques al doblar. Para empezar, porque en cada mesa de ruleta de casino hay límites de apuesta, y en cada juego de ruleta electrónica online también.

Pero es que, además, resulta algo suicida doblar y doblar estirando la buena racha hasta su fin. Porque va a tener un fin, y esto escala rápido: de apostar 25 € a apostar 400 € solo van cuatro victorias seguidas. Algo relativamente fácil. O sea que pon un límite: marca 50€, 100 €, 200 €, 400 € o lo que tú consideres como límite máximo, tras lo cual, vuelves a la apuesta inicial.Si eres de los que saben limitarse y saben retirarse a tiempo, aunque sólo lleve 8 giros de ruleta, esta estrategia te puede ir muy bien

5: La estrategia de la Apuesta de Victoria

Atención, UZUers, que aquí tenemos una de las mejores estrategias de ruleta que existen a día de hoy. Lo tiene todo:

  • Te alarga la partida para que disfrutes a gusto, permite estar mucho tiempo jugando.
  • Probabilidades razonables de llevarte un premio gordo.
  • Emoción a raudales. Quizá sea una de las estrategias más emocionantes, después de la estrategia de ruleta all-in (que, honestamente, es un poquito demasiado emocionante).

¿Y a qué se debe esa emoción? Pues a que se sirve del mismo mecanismo de la Martingala Inversa (subir cuando ganas), pero eliminándole el excesivo aumento de apuesta. Funciona así:

  1. Te marcas un presupuesto y un objetivo.
  2. Eliges tu apuesta base, que cuanto más baja sea, mayor rendimiento da.
  3. Eliges el tipo de apuesta al que jugarás.
  4. Mientras pierdes, mantienes la apuesta base.
  5. Cuando ganes, apuestas todo lo que hayas ganado.

¿Qué tipo de apuestas son las más adecuadas para esta estrategia de ruleta? Bueno, las de rojo/negro vienen a ser como la Martingala Inversa.

Resulta mucho más rentable hacer apuestas de esquina, o apuestas directas. Y con el ejemplo verás por qué:

Jimmy McNulty ha descubierto esta estrategia y va a probarla. Viene con 200 € dispuesto a perderlos, pero quiere irse a casa con más de 1000 €.

Su apuesta base será de 1 €, y hará apuesta directa a un número. Y empieza a jugar.

Pierde las primeras 56 rondas, perdiendo ese mismo número de euros, y entonces gana y se lleva 36 €. Los apuesta y los pierde, así que vuelve a apostar 1 €. Sigue así hasta que en la ronda 113 vuelve a ganar. Apuesta esos 36, ¡y vuelve a ganar! Jimmy McNulty se va a casa con 1.296 €.

En realidad, con la estrategia de Apuesta de Victoria, McNulty solo tiene dos opciones ante sí: perder todo su presupuesto, o ganar más de 1000 €.

Ésta es una estrategia de ruleta ideal para hacer apuestas directas, porque arroja el máximo beneficio para el jugador con el mínimo riesgo, nunca te pillas los dedos apostando más y más.

Si crees que te será aburrido o insatisfactorio tirarte 200 giros de ruleta en espera de un directo, puedes ir por un camino intermedio apostando a esquina o a doble fila. Jugarás cantidades mayores más a menudo, aunque la cuantía de los premios será inferior.

¿Y si te da mucho vértigo apostar todo el premio de nuevo? Pues existe una variante, en la que sólo apuestas la mitad (por ejemplo, 18 € en vez de los 36 € de la directa). Esta variante más conservadora te alarga el tiempo de juego, pero su potencial de ganancia neta es inferior.

Depende de tu forma de jugar, y de cuánto estés dispuesto a perder a cambio de un buen premio.

Pon a prueba las mejores estrategias de ruleta en PlayUZU

Te hemos dejado aquí 5 estrategias que no acaban de funcionar, y 5 estrategias mucho mejores para todo tipo de jugadores.

Ahora, lo suyo es ponerlas en práctica jugando en la ruleta de UZU. Pero como los experimentos siempre es mejor hacerlos con gaseosa, te recomendamos que entres y juegues a alguna de nuestras ruletas online en el modo “demo”.

En este modo de prueba, dispondrás de amplios fondos “de mentira” para probar la estrategia que más te haya convencido sin riesgo ninguno.

Prueba, ensaya, cambia los tipos de apuesta y sus importes, pon el modo-auto, y elige la que será tu nueva mejor estrategia de ruleta cuando juegues con dinero real.

Sara es la experta creadora de contenidos de PlayUZU. Periodista, andaluza, curiosa y transparente... ¡Tal y como le gusta a UZU!

Compartir este artículo