Las claves del método Fibonacci en la ruleta

En PlayUZU queremos que nuestros jugadores se lo pasen bien, y ello implica explicar los sistemas de apuesta que funcionan y los que no. Por eso, aunque en nuestra Guía PlayUZU de Ruleta ya te introdujimos los mejores y peores sistemas de apuesta de ruleta, ahora estamos entrándole más a fondo a cada uno.

Y hoy, examinamos el método Fibonacci, uno de los sistemas de apuesta más conocidos. ¿Sirve para algo? ¿Es buena o mala idea emplearlo? ¡Tiremos de matemáticas!

Qué es el método Fibonacci de ruleta

El método Fibonacci es un sistema de apuesta de ruleta consistente en aumentar la apuesta al perder, y reducirla al ganar, siguiendo la sucesión matemática de Fibonacci. Se emplea en apuestas exteriores de probabilidad equilibrada.

Seguro que te suena esta célebre sucesión, que aparece en películas y series como El Código Da Vinci o Fringe, y que consiste en que cada número es la suma de los dos anteriores. Es decir, que la sucesión comienza así:

1 – 1 – 2 – 3 – 5 – 8 – 13 – 21 – 34 – 55 – 89 – 144 – 233 – 377 – 610, etc.

Se trata de una sucesión infinita, o sea que en algún momento has de ponerle un límite, que se suele poner en el 13 o en el 21. Entonces, la teoría del método Fibonacci dice así:

  • Tu apuesta inicial es el primer número de la serie, o sea, 1 €.
  • Si pierdes la tirada, en la siguiente, apuestas el siguiente número de la sucesión.
  • Si ganas la tirada, vuelves dos números hacia atrás.
  • Se considera que cada vez que regresas al primer número de la sucesión has completado un ciclo.

¿Te parece un poco confuso? No me extraña. Veamos algunos ejemplos de juego.

El método Fibonacci en acción

Estás en tu casa, y decides entrar en PlayUZU y jugar a la ruleta europea según el método Fibonacci.

estrategia fibonacci

Comienzas bien, apostado 1 € a rojos y ganando 2 €. Como ni puedes retroceder más, has completado un ciclo para una ganancia neta de 1 €.

Luego tienes una mala racha y pierdes tres veces seguidas, o sea que apuestas 1+1+2+3 = 7 €. A la siguiente, ganas (6 €), y vuelves dos números atrás (el segundo 1). Así que apuestas 1 €, y ganas (2 €), regresando a la casilla inicial, y cerrando otro ciclo, cuyos resultados son:

  • Apostaste 8 € en total (1+1+2+3+1)
  • Ganaste 8 € en total (6+2)
  • Tu beneficio final es 0 €.

Pero imagina que tienes una racha aún peor, y pierdes 6 veces seguidas. Habrás apostado 1+1+2+3+5+8+13 = 33 €, y al ganar en la séptima tirada, te llevas 26 €. Entonces retrocedes dos números en la serie y apuestas 5 €. Ganas 10 €, y vuelves a retroceder dos números, apostando 2 €. Vuelves a ganar (4 €) y vuelves a retroceder, llegando al primer 1, y completando el ciclo. Los resultados finales:

  • En total apostaste 1+1+2+3+5+8+13+5+2 = 40 €.
  • En total ganaste 26+10+4 = 40 €.
  • Tu beneficio final es 0 €.

En resumen, y como puedes ver, el método Fibonacci no te va a hacer ganar dinero.

El método Fibonacci no sirve para nada

No sabemos quién inventó realmente el método Fibonacci, pero habría que darle una medalla a la creación más inservible para un jugador de ruleta.

Es decir, piensa en ello: al menos la Martingala te arruina rápido. El método Fibonacci solo es una forma mucho más complicada (y estilosa, eso sí) de perder, o al menos de no ganar ni un euro.

Además, el método Fibonacci comparte la mala filosofía de la Martingala, de aumentar la apuesta al perder, en vez de hacerlo al ganar. Son estrategias que te prometen “recuperarte de las malas rachas”, pero lo hacen de forma muy ineficaz, y cargan todo el peso del juego al estrés de la derrota.

Por eso nosotros creemos que es mucho más eficaz utilizar estrategias positivas, como el sistema Paroli, que además matemáticamente tienen sentido.

Pero en fin, si decides probar en las ruletas de PlayUZU con el método Fibonacci, ¡no dirás que no te hemos advertido!

Sara es la experta creadora de contenidos de PlayUZU. Periodista, andaluza, curiosa y transparente... ¡Tal y como le gusta a UZU!

Compartir este artículo