Todos hemos oído la historia: esperar a que una máquina tragamonedas esté “caliente” para intentar llevarse el premio acumulado. Algunos incluso hemos visto a gente pegándose al cristal y observando por el minúsculo huequillo junto a los rodillos, quizá buscando un mecanismo o algo que indique cómo saber si una máquina tragaperras va a dar premio.

Sabe mal pinchar el globo, pero lo cierto es que ya casi mejor que te olvides de adivinar. Vamos a explicarte cómo funcionan las tragaperras hoy, y lo entenderás enseguida.

¿Cómo funcionan las tragaperras?

Las tragaperras físicas funcionan con una combinación de rodillos mecánicos (normalmente 3) con símbolos, que giran y se detienen de forma aleatoria, pudiendo alinearse los mismos símbolos en la línea de pago habilitada o no.

Las tragaperras online consiguen este mismo efecto con un software RNG, un generador de números que garantiza la aleatoriedad de los símbolos que aparecerán en las líneas de pago.

Correcto: la palabra clave común para ambos tipos de tragaperras es aleatoriedad. Esa es la esencia para entender cómo funcionan las tragaperras.

Porque la siguiente pregunta que se hace siempre es:

¿Cómo saber si una máquina tragaperras va a dar premio?

Y la respuesta más sencilla es ésta: no se puede saber, hoy ya no. Años atrás, cuando las únicas tragaperras del mercado eran las de casinos y bares y la tecnología no estaba lo suficientemente pulida, sí parecían existir sistemas.

Al tratarse de dispositivos mecánicos, algunos avispados (no los llamaremos jugadores, porque eso no es jugar) intentaban predecir la llegada de un premio gordo observando el mecanismo interior a través de alguna rendija.

En otras ocasiones, el truco estaba en el jackpot progresivo. Si alguien había estado muuucho rato jugando sin llevarse premios, y abandonaba la máquina, se consideraba que estaba “caliente”, y se intentaba conseguir ese jackpot de forma rápida.

Como funcionan las tragaperras

Sin embargo, la electrónica lo ha puesto todo patas arriba. Para empezar, las tragaperras físicas actuales que se encuentran en los locales dependen mucho más de la electrónica que de la mecánica, y los viejos trucos para vaciar tragamonedas ya no sirven.

Pero es que, además, hoy muchas slots de bar ya ni siquiera tienen rodillos, sino que son tragaperras de pantalla electrónica. Lo que, a efectos prácticos, las convierten en una slot online como las que encuentras en nuestro casino. Y, como te vamos a explicar ahora mismo, en una tragaperras online no hay forma humana de predecir cuándo va a caer premio.

¡Es 100% aleatorio!

Cómo funcionan las tragaperras online: los RNG

Cuando entras en cualquier slot de PlayUZU, desde las visualmente más sencillas, como Double Triple Chance o El Tesoro Pirata, hasta las más impactantes, como Jurassic Park o Finn and the Swirly Spin, funcionan de la misma forma: con dos softwares independientes.

El primero es el juego que ves y con el que interactúas. Los gráficos, la mecánica, la música, todo lo visible.

El segundo software es el RNG: un Generador de Números Aleatorios, que es el responsable de que en cada tirada aparezcan los símbolos que aparecen.

Como funciona el RNG en las slots

Como decimos, ambos softwares operan de forma independiente, y todavía más: mientras que la interfaz del juego sólo se activa si juegas, el software RNG funciona constantemente. Nunca deja de generar nuevos números y nuevas combinaciones, juegues o no. Si juegas, pues recibes las que estén saliendo en ese momento.

Esta independencia entre ambos softwares es la que hace que cada juego sea 100% aleatorio: el RNG no tiene memoria de ningún tipo, no almacena datos, simplemente genera un resultado detrás de otro sin tener nada en cuenta. Podrías obtener dos veces seguidas la misma combinación, o no obtenerla en diez horas, ¡es puro azar!

¿Cómo se garantiza la aleatoriedad de las tragaperras?

Buena pregunta. Con una respuesta agradable: está perfectamente garantizada, porque existen organismos que velan por ello.

El juego está altamente regulado en España y en la UE en general, y tanto los proveedores de juegos como los casinos están sometidos a auditorías y verificaciones para conseguir las oportunas licencias para operar.   

En el caso de los RNG, agencias como GLI (Gaming Laboratories International) o eCOGRA se encargan de hacer auditorías periódicas que certifiquen la aleatoriedad de los RNG, y la limpieza del juego en general.

GLI - eCOGRA

Y así es como funcionan las tragaperras hoy. De forma limpia y segura. Sin posibilidad ni de que un operador fraudulento pueda engañar al jugador, ni de que un jugador malicioso intente trampear la máquina.

Es decir: juego responsable.

Así que, si vas a jugar a las tragaperras, tenlo claro: esto va de azar. Si quieres ganar, tu influencia se dejará sentir en otros factores, pero no en el resultado de los rodillos. Pero para ello, ¡tenemos que seguir avanzando en la guía!

¿Qué tal si empezamos viendo los tipos de tragaperras que existen?

 

Sara es la experta creadora de contenidos de PlayUZU. Periodista, andaluza, curiosa y transparente... ¡Tal y como le gusta a UZU!

Compartir este artículo