El control del presupuesto es un pilar básico del juego responsable, y la clave definitiva para que una sesión de tragaperras sea una experiencia positiva, divertida y con posibilidad de dejarte un dinero de vuelta.

¿Por qué es tan importante y cómo controlarlo de forma adecuada? ¡Veámoslo y aprendamos a llevar una buena gestión del dinero en los juegos de tragaperras!

¿Qué es el bankroll o presupuesto y por qué debo fijar uno? 

Seguro que, en cuanto has comenzado a leer sobre jugar a las tragaperras, te has encontrado con esta expresión: bankroll. No es nada misterioso: se trata simplemente del presupuesto que vas a jugarte.

Porque, en fin, la peor idea del mundo es ir a un casino sin un presupuesto en mente. No puedes “ir sacando”, no puedes “ir gastando”, porque un poco aquí, un poco allá, y poco mal que te vaya, acabarás perdiendo grandes cantidades de dinero.

No, uno cuando va a jugar, saber a lo que va. Sabe que se juega dinero real. Y por eso es indispensable contar con un presupuesto asignado y cerrado para el juego, de la misma forma que limitamos el presupuesto para salir a cenar, tomar unas copas o ir al cine.

El dinero para jugar a las tragaperras debe salir de tu presupuesto mensual para el ocio. Ni de facturas a pagar, ni de “la cuenta”, ni de nada que no puedas controlar. Asígnate un presupuesto mensual, y divídelo en las sesiones que planeas tener durante ese mes.

Ese dinero que determines para cada sesión, es el bankroll de tu partida.

¿Cuánto apostar en las máquinas tragaperras? 

Una vez has determinado cuál es tu presupuesto para cada partida, la gestión del dinero en los juegos de tragaperras se vuelve muy sencilla. Lo único que debes hacer es fijar tu apuesta base para cada giro en base a ese presupuesto.

¿Qué cantidad? Bueno, en las slots este concepto cambia un poquito respecto a otros juegos, como el blackjack o la ruleta europea, que suelen tener RTPs superiores a las tragaperras, y que además es un RTP fijo.

Estas diferencias son importantes porque, normalmente, en las slots hay que esperar un poquito más para llevarse premios. Incluso la apuesta más difícil de la ruleta, la directa, tiene 1 probabilidad entre 37 de salir (llevándote entonces un premio bien suculento), lo que significa que es razonable llevarte un premio chulo en los primeros 30, 40 o 50 intentos.

En las slots, aunque irán cayendo premios con cierta frecuencia, son premios muy bajos, y conseguir un premio potente, o llegar a una ronda de bonificaciones, tiradas gratis u otros extras que potencien la ganancia, puede llevarte unos 100 giros.

¡O no! Cuando juegas una slot todo es posible: puedes llevarte un super premio en las primeras diez tiradas y no volver a ganar nada en el resto de la noche, o no conseguir nada interesante en 150 giros. Pero, “de media”, calcula unos 100 giros para proteger tu bankroll.

Esto quiere decir que las “normas” que leerás por ahí de gastar un 4% o un 5% de tu presupuesto por tirada (que puede estar muy bien en ruleta o blackjack) no son recomendables para la gestión del dinero en los juegos de tragaperras.

Si tienes 100 € y apuestas un 5% en cada tirada, eso son 5 € por giro, que te van a dar para 20 miserables giros. Puedes tener mucha suerte, pero lo normal casi siempre será palmar.

Un 1% de tu bankroll sería algo más recomendable y en la línea de lo esperable en una slot: 1 € por tirada te da para 100 giros, ¡y mucho será que no ganes nada de nada en ninguno de ellos! Al menos una buena ronda de bonificación es probable que te lleves.

Lógicamente, esto es escalable según el presupuesto: si tienes 1000 € para fundirte en las tragaperras, 10 € por tirada te mantiene en la brecha un larguísimo rato: sigue siendo el 1% del presupuesto.

Pero ¡OJO! O más bien, ¡UZU! Además de tu bankroll, hay otro factor que determina el tipo de apuesta base que debes hacer: la estrategia de apuesta que seguirás. ¡No te saltes esa parte de la guía porque es esencial para una buena gestión del dinero en los juegos de tragaperras!

Pero no te vayas todavía, déjala abierta en una pestañita aparte y sigue leyendo aquí, ¡que faltan cosas básicas aún sobre la gestión del bankroll!

Gestión del dinero en los juegos de tragaperras: limitar las pérdidas

Limitar las perdidas

¿Cómo evitar terminar la sesión totalmente pelado? Bueno, seamos francos: eso puede ocurrir, y no hay nada que puedas hacer para evitarlo salvo no jugar (sí: se puede NO jugar y, por ejemplo, leer un libro, o quedar con un amigo).

Sin embargo, sí hay formas efectivas de controlar y limitar esas pérdidas en los esos días en los que la suerte no acompaña. Aquí tienes algunas claves:

  • Limita tu presupuesto: esto es lo primero, ya lo hemos dicho y lo repetimos. Fija un presupuesto mensual, y su parte correspondiente a una sesión, y no te salgas de esos límites.
  • Limita el tiempo: recuerda la regla de oro de los casinos: todo juego tiene una ventaja estadística del casino, y cuanto más tiempo juegues, más se parecerá el resultado a la estadística. Márcate un tiempo de juego máximo y no te pases ni un minuto.
  • Sé disciplinado: Sí, el premio que estabas buscando puede estar a un solo giro más. O quizá a treinta más. En serio, no. Si se acabó tu presupuesto, no juegues un euro más. Si se acabó el tiempo, no juegues ni un minuto más.
    Ese “nada” de más que haces se convierte en varios “nadas”, porque al final un giro de slot son unos pocos segundos. Haces unos cuantos más en busca de ese premio, y sin darte cuenta has pasado otra media hora, o te has gastado otros 50 euros.
  • Nunca persigas las pérdidas: Relacionado con lo anterior, nunca rompas tus límites “sólo esta vez porque me ha ido muy mal y seguro que el premio gordo está al caer y recuperaré parte de lo perdido”. Lo perdido, perdido está. Intentar recuperar esas pérdidas es el camino más rápido hacia mayores pérdidas, y hacia la adicción a los juegos de azar.

Gestión del dinero en los juegos de tragaperras: aprovechar las ganancias

Aprovechar las ganancias

“¡Basta de escenarios horribles!”, dirás. ¡Vale, vale! Sólo queremos advertirte. Pero ok, hablemos de los días en que ganas un poquito, o de los días muy buenos, de cuando estás ganando dinero, se alinean los astros (y los mejores símbolos), o entras en la ronda de bonificaciones en tus primeras 30 tiradas.

¿Cómo aprovechar mejor esas ganancias? ¡Veamos algunas claves en la gestión del dinero ganado en los juegos de tragaperras!

  • Aparta el dinero: Puede que no puedas hacerlo físicamente en un casino online, en mitad de la partida, pero sí que puedes llevar un registro de ganancias y pérdidas (bastantes slots incorporan ese mismo registro entre sus opciones del menú de configuración).
    La clave de esto es apostar solamente el dinero presupuestado en tu bankroll, mientras que la parte “ganada” que quede en tus fondos online no se llegue a tocar.
  • Aprende a marcharte: Sabes que no estás obligado a agotar el tiempo de juego fijado, ¿verdad? Hay veces que las cosas han ido tan bien, que seguir jugando sólo puede empeorarlas.
    Un ejemplo que muchos jugadores han vivido: no llevas demasiado jugando y ya te han caído unas cuantas líneas chulas, y encima has entrado en una ronda de bonificación que te ha dejado con unas ganancias del 200% sobre tu presupuesto. ¡Ese es un resultado fantástico! ¿Es necesario seguir media hora más? ¿No es mucho más satisfactorio marcharte con mucho más dinero en el bolsillo que con el que entraste?
    Recuerda: a mayor tiempo de juego, mayor número de giros, y a mayor número de giros, más se parece el resultado real a la estadística matemática… que favorece al casino.

Un último consejo para la gestión del dinero en las tragaperras

¿Sabes lo de los Diez Mandamiento que podían resumirse en dos? Bueno, pues todos los mandamientos indicados en este capítulo de nuestra guía de slots pueden sintetizarse en uno: autocontrol emocional.

Los juegos de azar son divertidos, las slots son muy emocionantes. Ese “ayyy que casi la consigo”, y ese “¡por fin!” cuando la consigues te cargan de adrenalina y otras hormonas que activan mecanismos de placer y recompensa. Es decir: los juegos de azar nos hacen propensos a dejarnos dominar por las emociones.

¡Evítalo a toda costa! No eres un robot, claro, y estás aquí para pasarlo bien. Emocionarse está bien. Lo que no está bien es someterse a esas emociones y tomar decisiones irracionales que acaben desintegrando tu dinero. 

El alcohol y las drogas tampoco ayudan, y en la intimidad del hogar en el que se juega a una slot online hay más margen que en un casino abierto al público. ¡No juegues con la mente nublada por la ebriedad! Las emociones se dispararán, y las malas decisiones que podrías tomar acabarán siendo incluso peores.

Autocontrol: la clave para poder disfrutar del juego de azar, y para una gestión eficiente del dinero en las tragaperras.

 

Sara es la experta creadora de contenidos de PlayUZU. Periodista, andaluza, curiosa y transparente... ¡Tal y como le gusta a UZU!

Compartir este artículo