Si has llegado hasta aquí es porque ya conoces los fundamentos de la ruleta: cómo funciona el juego, sus variantes, los tipos de apuesta, la gestión del presupuesto y el resto de información esencial sobre cómo jugar a la ruleta.

Ahora es el momento de subir un escalón más, y empezar a dominar las estrategias de ruleta que mejor resultado te pueden dar.

 

 

¿Preparado para el rodeo de tu vida? Pues, primero, un necesario jarro de agua fría.

La verdad sobre las estrategias de ruleta

NO EXISTE NINGUNA ESTRATEGIA INFALIBLE PARA GANAR EN LA RULETA.

Te lo ponemos en mayúsculas para que te quede bien claro. No estamos aquí para darte masajes morales ni recetas infalibles, porque sencillamente no existen. Quien te diga lo contrario y te hable de un sistema de apuestas infalible sólo intenta engañarte.

Y esto es así por dos motivos:

1) Se trata de un juego de azar 100% (nadie controla dónde va a caer la bola).

2) El margen de la casa (que explicamos en el apartado de Matemáticas detrás de la Ruleta) le da al casino una ventaja estadística desde un punto de vista matemático.

A man playing roulette that thinks about statistical advantage

Ahora bien, eso no significa que no puedas ganar a la ruleta. Mucha gente lo hace. A corto plazo, por pura suerte. A largo plazo, por escoger la mejor estrategia de ruleta.

Y esto tiene mucho que ver con la volatilidad.

El papel de la volatilidad en la estrategia básica de ruleta

La volatilidad es un concepto directamente relacionado con el RTP, y viene a indicar la frecuencia con la que ganarás en un juego y la cuantía de los premios.

The role of volatility in basic roulette strategy

Básicamente hablamos de 3 tipos de volatilidad:

  1. La volatilidad baja es aquella en la que ganamos a menudo, pero con premios bajos.
  2. La volatilidad alta indica que la probabilidad de ganar es baja, pero los premios son más grandes.
  3. La volatilidad media está en medio de las dos anteriores, con premios moderadamente frecuentes y moderadamente elevados.

En muchos juegos de casino, esa volatilidad se fija por el propio sistema de juego (por ejemplo, en las tragaperras, que normalmente son de volatilidad media o alta). Pero en la ruleta puedes “elegir” según el tipo de apuesta que hagas.

Lamento insistir, pero si no conoces los tipos de apuesta no entenderás las estrategias de ruleta, ¡léete la sección Reglas de la Ruleta!

Apuestas de baja volatilidad en la ruleta

En este grupo entran las llamadas apuestas de probabilidad equilibrada:

  • Rojo/negro
  • Par/Impar
  • Alto/Bajo

En estos casos de apuesta externa, la probabilidad de ganar es frecuente, cercana al 50%, y el premio es tu apuesta x2. (No es una probabilidad del 50% exacta porque puede salir el 0, o el 00 en la ruleta americana, ¡recuerda siempre el margen de la casa!)

También podemos considerar de baja volatilidad el resto de apuestas externas, como la docena, la columna o la serpiente. Su probabilidad es ligeramente inferior, de entorno a un 33%, y el premio es tu apuesta x3.

Apuestas de alta volatilidad en la ruleta

En este grupo están todas las apuestas interiores. Algunas de ellas, como la fila doble, en la que apuestas a 6 números de 37/38, podrían considerarse de volatilidad media.

Pero, en general, apostamos a tan pocos números que las probabilidades de ganar son muy bajas… y los premios, mucho más altos.

La apuesta de mayor volatilidad aquí es la apuesta directa a un único número: sólo ganarás, estadísticamente, 1 de cada 37/38 veces, pero el premio es tu apuesta x36. Para hacerte una idea:

  • Si apuestas 1 € al número X y ganas, te llevas 36 €.
  • Si apuestas 100 € al número X y ganas, ¡te llevas 3600 €!

¿Cuál es la mejor estrategia de ruleta: apostar a alta o baja volatilidad?

Graph of the best roulette odds

Vaya por delante que cuando hablamos de estrategia para ruleta europea o americana, hablamos de un sistema de juego a largo plazo, de sentarte un buen rato a ver la bola girar.

Si solo vas a echar unas partidas, no hay estrategias de apuestas que valgan, todo es suerte: puedes apostar 500 € al rojo y perderlos, o sacarte 1000€ y luego irte a casa más feliz que una perdiz, con un solo giro. O puedes hacer el loco, apostar al número 15 porque crees que es tu “número de la suerte”, y que sea lo que Dios quiera.

Cuando hablamos de estrategias de ruleta, por tanto, hablamos de jugar a la ruleta online durante un buen rato. Y, en este caso, ¿cuál es la mejor estrategia de ruleta?

La respuesta corta es: depende de tu estilo de juego y de tu presupuesto.

Si tienes un presupuesto limitado, está claro que debes ir a por una estrategia básica de ruleta de baja volatilidad que te permita divertirte durante un buen rato, y mantenerte mucho tiempo en el juego. Esa sería tu mejor estrategia de ruleta. 

Si, en cambio, cuentas con un presupuesto amplio, quizá las estrategias de ruleta que apuesten a volatilidad alta te serán más interesantes: existe un gran riesgo de bancarrota a la larga, pero también la posibilidad de ganar mucho dinero y salir del juego con más “saldo” del que entraste.

El motivo: las matemáticas.

Por qué la alta volatilidad puede ser una mejor estrategia de ruleta que la baja volatilidad

La intuición nos dice que, en general, es mejor y más seguro apostar a baja volatilidad, ¿verdad? Pero en este caso, la intuición nos falla por culpa de las matemáticas, y el dichoso margen de la casa, que establece una ligera ventaja para el casino, y que debes conocer para saber cómo jugar a la ruleta. 

Cuando un jugador juega a la ruleta durante muchas rondas seguidas haciendo apuestas de baja volatilidad, el resultado tiende a parecerse a la probabilidad general de esa apuesta… que es ligeramente inferior al 50%.

Por lo tanto, a largo plazo, con apuestas de baja volatilidad los jugadores tienden a salir del juego más o menos con el mismo saldo con el que entraron, y normalmente con un poquito menos. No ganarás dinero así. Pero tampoco irás a la bancarrota.

En cambio, con apuestas de alta volatilidad, puede que acabes en bancarrota rápidamente si tienes una mala racha… pero también tienes probabilidades razonables de irte a casa con ganancias sustanciales.

La “norma”, por tanto, sería ésta:

  • Si juegas para divertirte sin demasiados riesgos, la mejor estrategia de ruleta es apostar a la baja volatilidad.
  • Si juegas para ganar dinero, tendrás que arriesgarte en serio, pero la mejor estrategia de ruleta es apostar a la volatilidad alta.

Pero, por supuesto, meterse en la alta volatilidad a lo loco y sin un sistema es bastante suicida. Por eso te recomendamos leer el artículo donde podrás conocer las secuencias de apuesta y estrategias de ruleta que más te perjudicarán, y las que más te ayudarán a evitar esa bancarrota y marcharte a casa con un saldo positivo.

No dejes de leerlas para saber cómo jugar a la ruleta como un pro, y eligiendo siempre la mejor estrategia de ruleta para tu presupuesto. 

Sara es la experta creadora de contenidos de PlayUZU. Periodista, andaluza, curiosa y transparente... ¡Tal y como le gusta a UZU!

Compartir este artículo